sábado, 27 de junio de 2009

A votar

Diario Semana ya.com

Siempre que quiero expresar mis ideas, y mis entendederas no me acompañan, trato de recurrir a alguien más pensante que me aisita. El siguiente escrito pertenece al periodista Reynaldo Sietecase y me pareció que valía la pena compartir. Se pueden agregar varias cosas, como por ejemplo que un candidato de la provincia de Buenos Aires gastó fortunas en su propia campaña (¿qué espera ganar ante semejante inversión?). Que no declaró nunca cuánto dinero tiene, ni cómo lo consiguió ni cuánto gastó en dicha tarea. Que el ex presidente, que se proclamó como representante de la nueva política, negoció con los peores representantes del conurbano su posible triunfo electoral. Que una de las líderes de la oposición en la Ciudad de Buenos Aires subestimó a sus electores y ahora suplica por ser tenida en cuenta. Que en la misma ciudad el único candidato que hizo planteos con ideología, con argumentos es la sorpresa de esta votación. Y que del programa de Tinelli y de las candidaturas testimoniales fue de lo único que se habló en todo el último mes. Nada de programas, ni de planteos de cambios sociales, ni debates, ni argumentación, ni nada, en fin….

A votar

Terminó la campaña más pobre de los últimos años en el país. Finalmente, llegó la hora de votar.

Hubo de todo.

Adelantamiento de las elecciones por conveniencia política.

Se inventaron las célebres candidaturas testimoniales, es decir los candidatos que serán votados y no van a asumir.

Aparecieron dirigentes que dejaron los cargos para los que fueron votados para ser candidatos… en muchos casos para ocupar cargos que abandonarán en el 2011, otra vez.

Casi ningún partido político hizo internas, limitando al extremo la participación popular. La mayoría de los candidatos fue elegida a dedo por el jefe del sector o el hombre fuerte del partido. Por eso abundan en las listas las esposas, los hijos y las amantes.

Se violó reiteradamente el código electoral: hubo actos oficiales e inauguraciones sólo para hacer campaña política.

Se prometió lo que de antemano se sabe que no se va a cumplir

Se manipularon encuestas.

Algunos medios de comunicación, como nunca antes, tomaron partido pero de la peor manera, defendieron a sus candidatos y demolieron a quienes creían peligrosos para sus intereses… Y los lectores, los oyentes, los televidentes… bien gracias.

Además, tuvo más peso el marketing que las ideas, la parodia que la verdad, la plata que la voluntad.

Aún así… votar es un ejercicio indispensable.

En este país costó muchas vidas entenderlo.

Está claro que votar no alcanza para cambiar una realidad injusta. Para eso se requiere participación activa todos los días. No importa dónde. Puede ser en los partidos políticos, en los sindicatos, las cooperadoras escolares, los clubes, las asambleas, el barrio.

Cuando comprendamos eso, dejaremos de ser ciudadanos de baja intensidad, tipos que cada dos años cumplen con el sufragio como un ritual y se desentienden.

Y se sientan a criticar a sus dirigentes.

Esto cambiará sólo si nosotros mismos nos comprometemos con el cambio.

12 comentarios:

Dora dijo...

Mientras no exista un sistema más perfecto que la democracia hagamos lo que ésta nos permite: participemos, discutamos, opinemos, VOTEMOS...

Stella Maris Martinez dijo...

Cuiánta razón tenés Luis. Avotar y a participar.
Saludos

Magah dijo...

Mis dos hijos menores, son gemelos, votan mañana por primera vez, me duele enormemente decir que mi mayor motivación para ir a votar, es ir a acompañarlos a ellos, sin dar muestra de mi descreímiento.
Hasta no hace mucho, sembré con mi discurso y mis actos una conciencia cívica en mis hijos, en la cual creo y sostengo como única alternativa. Hoy mi discurso se me ha empobrecido a la luz de lo que sucede, desde afuera y desde adentro, pero no quiero que se me note ante ellos, no quiero "Cortarles las alas, las esperanzas", ya que mucho de lo que suceda en el futuro está en sus manos.

Con un pesar importante, mi saludo

MAGAH

Bajo mis pies dijo...

Es tan real todo lo que expresaste, algo que agrego es que dicen que solo el 10% de la población electoral esta aún indecisa.
Estuve preguntando a muchas personas a quien votarian y la verdad desde los que lo hacen por primera vez hasta los que lo vienen haciendo desde hace varios años, la respuesta es " no se " ya que nadie ofrece el cambio real que nos haga esperanzar, sentir que es real, pero bueno, mañana es el dia, y con barbijos, alcohol en gel y otras yerbas debemos asumir el compromiso!
Bss. Luis, buena suerte mañana para todos!

Cecy dijo...

Lo cierto es que yo no les creo nada hace mucho tiempo, tambien es cierto que ir a votar, antes me gustaba y ahora lo tengo que hacer por obligación, ademas que lo hago en provincia eso implica que mañana tendre ademas que viajar a donde no quiero ir, ni siquiera lo puedo tomar como un paseo agradable.
Es feo, pero es asi.
Mienten tan descaradamente que me da nauseas.

Besos Luis.

Adrisol dijo...

cuánta verdad para esta entrada!!!

es así....tal cuál lo expresas!!!1
pero es lo que hay, si queremos que modifique algo, debemos comprometernos y hacernos responsables!!!!!

pero, me parece, que la moral no vá de la mano de la política!!!!
por eso es tan difícil que la buena gente se mezcle en ésto y si se mezcla, sale muy rápido!!!

a votar en paz y tranquilidad..
a cuidarse de los contagios.....
y en lo que se pueda, tratar de evitar fraudes....

un abrazo, amigo
buena elección para vos.

RECOMENZAR dijo...

Tu texto tremendamente autentico
besos

Carla dijo...

Muy bueno este post... muy interesante

Común dijo...

Hola!!!!!

El voto es súper importante, y creo que desde el pueblo, desde nosotros las personas comunes, también debe estar el cambio, porque si nos unimos hacemos mucho más fuerza que ellos…..por lo menos en mi humilde opinión.

Un besote y abrazo de oso.

Claudio Gabriel Tomasello dijo...

Agradezco tu paso por mi blog.
Llegué hace unos minutos y comencé a repasar algunos de tus textos. Una grata sorpresa y la sensación de estar menos solo.
Un abrazo.

jime dijo...

muy de acuerdo
fue mi primera votación
espero que las ganas de votar no se me vayan...como al resto de la gente... espero que el sueño de la argentina bolivariana siga pujando en mi voto

Seba, el gordiño de Lomas dijo...

Mi voto es positivo. Como decís no nos queda sólo votar, no nos queda sólo mirar. "Seamos ciudadanos activos", comprometidos, entregados y partícipes del cambio. Los cambios no se dan de arriba para abajo; los grandes, fueron siempre de abajo.