miércoles, 30 de diciembre de 2009

2010


El 2009 se va dejando muchos hechos para la reflexión: El dolor por la muerte de Mercedes Sosa, Raúl Alfonsín, Mario Benedetti y Margarita Barrientos como personalidades principales. La abrupta llegada de Zulma Lovato y Ricardo Fort a la televisión que no hacen otra cosa que confirmar lo que hace rato sabíamos: En la TV importa mucho más el envase que el contenido, la imagen al discurso y si estos engendros venden y dan rating, debemos preocuparnos a futuro sobre el tipo de televisión que queremos y, sobre todo, nos merecemos. Las elecciones que se adelantaron y en donde se produjeron acontecimientos bastante particulares: La invención vergonzosa de los “testimoniales”, la unión de la oposición que se desunió un rato después, el oficialismo que se siguió manejando como si nada hubiera ocurrido y la falta de madurez y humildad de los triunfadores para saber qué hacer de allí en adelante.


Como en todo suceso humano hubo buenas y malas: Siguió muriendo gente por la violencia cotidiana llamada inseguridad. Mucha más gente siguió muriendo por problemas de tránsito donde el que maneja desconoce a los demás, el que controla desconoce sus funciones y el peatón desconoce a todos los otros que andan cerca suyo. Por fin se sancionó una ley de Medios Audiovisuales que marca el inicio de largos debates que nos beneficiarán a todos. Se sigue desconociendo la verdadera problemática del campo, como si sólo fuera una pelea entre sojeros y no sojeros. La Asignación Universal por Hijo vino a traer a fines de este año un poco de justicia y movimiento del consumo, tratando de cubrir necesidades y faltantes en los hogares más humildes. Se consagraron Del Potro y Pechito López, se hundieron, cada vez más Moyano y Ernestina Herrera de Noble.


Después de este apretado resumen donde muchos acontecimientos quedaron afuera por olvido u omisión (lo de la familia Pomar merecería un texto extra) mi deseo para el 2010 es que estemos mucho mejor, más felices entre familia y amigos, con más paz interior y más ganas de progresar y de seguir avanzando. Recordando lo bueno para que se sigan multiplicando estos hechos y no olvidando lo malo para tratar de no repetirlo.


Eso si, tengamos cuidado ya que Cleto Cobos sigue sumando adherentes en su carrera proselitista y Julio Iglesias nos visitará en febrero.


MUY FELIZ AÑO PARA TODOS






jueves, 24 de diciembre de 2009

Navidad


La navidad, dicen, es la época de renovar la esperanza. Aunque ya estemos viejos para creernos algunos versos está bueno este momento en el que nos volvemos a esperanzar y a sentirnos alegres.


También, para los que ya cumplimos unos cuantos años, este es un momento de recordar. Acordarse de nuestra niñez. Ese tiempo en que espiábamos debajo del arbolito tratando de adivinar por tamaños y formas. De nuestra juventud en donde rogábamos que dieran las doce para apurar el brindis y salir a festejar con amigos. Siempre comiendo mucho y durmiendo poco, pero eternamente felices.


Hoy nos volveremos a juntar alrededor de una mesa. Volveremos a brindar y a comer inconmensurablemente. Pero estamos obligados a apartarnos un rato, cerrar los ojos y, nuevamente, renovar la esperanza de una vida mejor. Estaremos, seguramente, de acuerdo con lo vivido. Veremos felices a los más pequeños que serán hoy quienes estén pendientes por lo que haya debajo del arbolito. Estaremos tristes recordando a quienes ya no están entre nosotros.


Pero también estamos obligados a mirar a nuestro alrededor y no olvidarnos de la gran cantidad de personas que hoy no comerán, que no estarán entre amigos, que no tendrán una cama limpia donde dormir después de las doce. Pero no sólo no podemos olvidarnos de ellos, sino también tendremos que pensar qué hacemos por ellos.


Para los solos, para los acompañados, para los que coman hasta reventar, para los más pequeños, para los más viejitos, para los que sueñan que por fin se les dé. Para los que quieren de regalo un trabajo o alguien con quien compartir la vida. Para los que poseen una tristeza infinita. Para los que esperarán las doce para reunirse con amigos. Para los que no tienen con quién compartir. Para todos.


MUY FELIZ NAVIDAD

aram name="allowFullScreen" value="true">



jueves, 10 de diciembre de 2009

La palabra perro no muerde

El siguiente post se lo robé al periodista Reynaldo Sietecase y expresa lo que muchos sentimos al ver como terminó uno de los casos más resonantes de los últimos tiempos, que deja muchas cosas para cuestionarnos

Por Reynaldo Sietecase
09.12.2009
Se dijo que la familia Pomar había escapado a un país limítrofe. El motivo: le debían plata a mucha gente. Una variante de la misma hipótesis: se fueron porque los acreedores eran personas muy poderosas y sus vidas corrían peligro. Si se quedaban en el país, los iban a matar.






Se dijo que podía tratarse de un conflicto familiar. En ese caso, el jefe de la familia era el eventual responsable de la desaparición de su esposa e hijas. Dijeron que tuvo tratamiento psiquiátrico. Se tiró al río con el auto, especularon.

Se dijo que Luis Fernando Pomar estaba armado.

Se lo difamó dejando entender que podía haber abusado de alguna de sus hijas y que ésa era la verdadera razón de la súbita fuga.

Se habló de una crisis en la pareja y de antecedentes de violencia intrafamiliar.

Se especuló con un ajuste de cuentas vinculado con el narcotráfico. Pomar es bioquímico, se dijo. Y aunque su padre explicó que sus conocimientos en el tema eran básicos, se habló de tráfico de efedrina.

Se dijeron muchas cosas más.

Sobre todo en la tele.

Se barajaron las hipótesis más disparatadas.

No faltaron las especulaciones sobrenaturales. Hubo notas a brujos y videntes. “Están todos bien, caminando por un trigal”, aclaró uno de los “especialistas” consultados.

Se habló hasta de la intervención de extraterrestres.

Fabio Zerpa tiene razón. “Seguro los chupó un ovni”, me dijo un taxista ofendido por los pocos datos que le pude aportar a su curiosidad. “Lo dijeron en la radio. Ya le pasó a otra gente”, remató.

Es cierto que la mayoría de estas hipótesis fue alentada por “fuentes de la policía”, pero el manejo de la información en el caso Pomar tuvo una levedad alarmante.

Quizá esto no debería sorprender a nadie. En el medio periodístico se venera una frase atribuida a Samuel “Chiche” Gelblung: “Que la verdad no te arruine una buena nota”.

Cuando el Fiat Duna de los Pomar apareció destrozado en un zanjón ubicado en una curva peligrosa de la ruta 31 y sus cuerpos esparcidos en derredor remitían al resultado de un accidente automovilístico, todos replegaron sus argumentos sin el menor acto de arrepentimiento.

La prensa fue, entonces, a por los investigadores y los funcionarios bonaerenses. La ineficacia de la policía es evidente: no revisaron una parte del trayecto que los Pomar hacían habitualmente en sus viajes a Pergamino. Y los funcionarios no resolvieron los pedidos de señalización que los vecinos de la zona les hicieron reiteradamente. Durante el 2009 hubo cuatro accidentes graves y un saldo de once muertes. Hasta hicieron planteos por escrito al gobernador Daniel Scioli.

La responsabilidad política en el caso Pomar es innegable, pero pocos se detuvieron a analizar la mala praxis periodística. Se ha instalado en los medios una suerte de impunidad. Se puede decir cualquier cosa. Los periodistas nos debemos un debate profundo sobre la calidad de los mensajes que emitimos.

Pero esta costumbre no abarca sólo al mundo de la tele. En la misma semana en que se conoció el trágico desenlace de la familia Pomar, un analista de política internacional se alarmó ante el triunfo de Evo Morales. El sesenta por ciento de los votos, el contundente respaldo popular al presidente boliviano, fue traducido para sus oyentes como un peligro para la democracia. “Se viene un período de hegemonía y cercenamiento de libertades”, fue la conclusión.

Y el martes pasado el corresponsal del diario La Nación en Santiago de Chile –a mi gusto el medio que mejor y mayor despliegue brinda a las coberturas internacionales– se refirió al asesinato del ex presidente Eduardo Frei como el “primer magnicidio” de la historia de Chile. Como si el asesinato del presidente constitucional Salvador Allende no hubiese ocurrido. Frei, que gobernó el país trasandino entre 1964 y 1970 y, en un principio, apoyó el golpe del general Augusto Pinochet contra el gobierno de Allende. Pero cuando comprendió que el dictador pretendía eternizarse en el poder, lo enfrentó. Fue entonces cuando Pinochet, según acaba de revelar la Justicia chilena, ordenó que lo envenenaran. Para el columnista del diario porteño la muerte de un presidente socialista no tiene la misma entidad que la de un ex presidente de centroderecha.

Son cosas que se dicen. Son cosas que se escriben. No pasa nada, me dirán. Como no se cansa de explicar el gran poeta Mario Trejo: “La palabra perro no muerde, el que muerde es el perro”.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Cantar la vida misma

Por Guillermo Jaim Etcheverry

Domingo 29 de noviembre de 2009 | Publicado en edición impresa de La Nación Revista

Ya votaste (5)

La gran repercusión que ha tenido la muerte de Mercedes Sosa confirma la trascendencia que llegan a adquirir algunos grandes artistas en la sociedad de la que surgen, en la que se desarrollan y a la que, sin duda, expresan. En este caso, la reacción ha sido mundial, por tratarse de una artista cuya influencia no reconoció fronteras de lenguas ni de culturas. Su alejamiento físico fue sentido como la pérdida de un familiar. Y en realidad lo era, porque su voz singular evoca los sentimientos profundos que nos identifican y nos ligan como integrantes de la familia humana.

Entre tanto que se dijo y recordó, resultan significativas unas declaraciones que hace unos años realizó Mercedes Sosa al periodista Gabriel Plaza. Cuándo éste le preguntó si ella había elegido el canto o el canto la había elegido a ella, respondió: "Creo que cantar elige la persona que tiene buena voz, producto de cuerdas, algunas bellas de nacimiento, en lo que tienen que ver los padres de uno o la naturaleza. El canto no es un problema de voz, sino de personalidad. Eso no tiene nada que ver con las cuerdas, ni con quién te enseñó o cuándo aprendiste a cantar. Cantar se aprende con la vida misma. Lo que es difícil decir de uno es que el verdadero canto surge de los conocimientos que uno tenga del arte en general". Y se interrogó: "¿Qué es el arte en general? Pintura, escultura, paisaje, miseria, riqueza, que después comencé a ver, porque cuando era chica era natural ser pobre. Y, además, todo eso lo incorporé también a la garganta cuando comencé a leer, porque la lectura me abrió a mí los verdaderos caminos de la canción".

De ese párrafo surge con claridad que la trascendencia que adquiere un artista está indisolublemente ligada a su formación como persona, a lo que logra ser al cabo del elaborado proceso de su construcción como tal. Es esa rica complejidad interior, vinculada con la frecuentación del arte, la que termina por hacerlo grande, inolvidable. Lo que le permite alcanzar la profundidad de lo sensible al descubrirle, como lo señala Mercedes Sosa a propósito de la influencia de la lectura en su arte, los caminos de la canción.

El periodista interroga: "¿Todo ese aprendizaje entonces lo va incorporando inconscientemente a su canto?" Contesta Mercedes: "Es que la garganta y las cuerdas están dentro de un cuerpo manejado por un cerebro, y es allí donde se empiezan a crear cosas mucho más bellas que el sonido de las cuerdas en sí. Se comienzan a expresar pensamientos, sentimientos, colores, olores, amarguras, desengaños y alegrías, lo que experimenta cualquier ser humano que canta". Es ésta una acertada descripción que puede ser aplicada a cualquier actividad humana que llega a adquirir trascendencia. Lo hace cuando en ese quehacer se pone de manifiesto todo lo que es quien lo lleva a cabo: lo que ha visto, oído, olido, pensado, el arte que ha frecuentado, las alegrías y pesares que ha experimentado. En fin, todo lo que ha vivido. En cada uno de sus actos, la persona demuestra lo que es. Por eso la educación no debería abandonar su función de abrir a los niños y jóvenes las puertas hacia las más variadas experiencias posibles, facilitando, sobre todo, su frecuentación de lo mejor que ha logrado concretar el ser humano. Es ese el modo de garantizar que cualquier tarea que emprendan -cantar, construir un edificio, hacer política, atender a quien sufre; en fin, toda actividad- se recubra del enriquecedor manto que le proporciona la experiencia acumulada de lo humano, que es la cultura.

El compartir vivencias comunes define a la familia, y por eso, cuando nos deja un gran artista, un creador que llega a rozarlas, tiene asegurada su permanencia en el álbum familiar. Su arte seguirá vivo, precisamente, por haber logrado alcanzar esas profundidades de lo humano. Como diría Mercedes Sosa, porque lo que se canta es la vida misma.

revista@lanacion.com.ar

El autor es educador y ensayista

domingo, 8 de noviembre de 2009

Minería

Este video lo obtuve gracias un mail que me envió mi amigo Antonio. Si bien para algunos ya está muy visto, siempre hay distraídos que no saben de qué va la cosa

Para que todos tomemos conciencia y para que no nos lamentemos cuando ya haya sido tarde




Con la participación voluntaria de los siguientes actores: Julieta Diaz, Raúl Taibo, Georgina Barbarossa, Silvia Pérez, Mirta Wons, Gastón Pauls, Nicolás Pauls, Laura Azcurra, Carlos Portaluppi, Juan Palomino, Leonor Manso, Celina Font, Cristina Martin (Conciencia Solidaria) y realizado por el director Pablo D'Alo Abba.


Nuestra Gratitud para todos los que participaron y realizaron este
audiovisual! Permitida su utilización en pos de la causa.

domingo, 25 de octubre de 2009

Tercer Sector


Si ponemos en primer lugar al Estado y en segundo al mundo empresario, podríamos definir al tercer sector como aquél que se dedica a la tarea social. A las ONG, a los que hacen tareas de voluntariado, al que ayuda al necesitado de mil maneras distintas


En 1994 la Fundación Del Viso crea la revista Tercer Sector, la primera publicación argentina e iberoamericana íntegramente dedicada al quehacer de las organizaciones sociales. Actualmente tiene una aparición bimestral y una tirada de 6000 ejemplares.


Pocas revistas me han causado tanto placer al leerlas. De una calidad de edición y de papel superlativos, uno la va analizando y enterándose de cómo muchas organizaciones civiles y empresarias trabajan para ayudar al que más lo necesita.


En el número que está ahora en la calle se trata con cruda realidad el drama de la falta de vivienda que sufren miles de nuestros compatriotas. Un techo para vivir es el título de la nota principal, un ensayo donde se explica como se duplicó en los últimos diez años la cantidad de personas que viven en villas miserias en la Ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense. Le sigue un buen reportaje a un actor exitoso con un trabajo silencioso en un comedor infantil. Un cabal suplemento sobre responsabilidad social empresaria y un exhaustivo informe sobre la espeluznante actualidad de los menores en nuestra provincia de Santiago del Estero, completan las notas principales


Para todo aquél que crea que nuestra vida será superior, más tolerable, si ayudamos a quienes tenemos cerca y más nos necesitan, la revista Tercer Sector es una herramienta fundamental para no enceguecernos en nuestra propia vida y darnos cuenta de la realidad que nos rodea. Si no la consiguen en el quiosco de su barrio pueden leer en http://www.tercersector.org.ar/ lo más importante de cada edición


Esta es una recomendación que vale la pena dar a conocer

domingo, 18 de octubre de 2009

Madres

“Ella hizo de la vida y sus suburbios,
una cuestión de amor y de pureza,
señalada por el índice del sol,
anda mi madre para que yo la vea.”

Tema : Señalada por el índice del sol Autor : Pagura-Bielsa

Hoy se celebra, en nuestro país el día de la madre. El siguiente texto lo escribí para el blog anterior que yo tenía y decidí volver a publicarlo en éste para compartirlo con todos ustedes. Feliz día para todas



He conocido muchos tipos de madres:


Madres que acompañadas criaron a sus hijos solas. Madres solas que inventaron un mundo para criar a sus hijos. Madres que lo fueron sin quererlo. Madres que lo soñaron pero no pudieron. Madres que nunca merecieron semejante responsabilidad con la vida. Madres propias. Madres de otros. Madres trabajadoras. Madres sacrificadas. Madres que viven buscando. Madres que saben que nunca van a encontrarlos. Madres sabias en su analfabetismo. Madres que nunca bajan los brazos. Madres que nunca los subieron.

He conocido madres que insultan a sus hijos, que los maltratan. Madres que agobian a sus hijos. Madres que se desentienden pronto de ellos. Madres abandonadas y abandonadoras. Madres asesinas. Madres que dicen “ya no sé que hacer con él”

Pero he conocido otros tipos de madres: Madres que no gritan, argumentan. Madres que no pierden la sonrisa. Madres como la mía que vive con coherencia lo que siempre pensó y que supo sacarse la comida de la boca cuando sus hijos tuvieron hambre. Madres como mi esposa que armó una familia y por ella pelea. Madres como mi hermana que tiene la familia que siempre soñó. Madres que dejan todo por sus hijos. Madres que paran el mundo cuando su hijo tiene alguna pregunta. Madres presentes aún en la distancia. Madres abuelas. Madres niñas. Madres que a los noventa y tantos siguen dando vueltas por la plaza preguntando, exigiendo. Madres del dolor que “la impotencia les da fuerzas”

He conocido muchos tipos de madres y seguramente seguiré conociendo cada día nuevos tipos de madres


¿Y ustedes que tipos de madres conocen? ¿a quiénes creen que hay que honrar?


domingo, 11 de octubre de 2009

Día del estudiante solidario


El 8 de octubre se conmemora en nuestro país el día del estudiante solidario en conmemoración del terrible accidente que sufrieron un grupo de alumnos que volvían de trabajar en una zona muy pobre de la provincia del Chaco. El que sigue es un homenaje que realizó el periodista Alfredo Leuco y que trascribo para compartir con todos los que no quieren bajar los brazos y que piensan que este puede ser un país distinto


http://www.alfredoleuco.com.ar/2009/10/08/ecos-solidarios/#more-438


Hace tres días se cumplieron tres años de aquel maldito día en que murieron 9 alumnos y una maestra. No hay dolor más grande para los padres. Siempre se dice que es tan terrible el desgarro que ni siquiera existe una palabra para nombrarlo. Los chicos que pierden a sus padres son huérfanos. Pero los padres que pierden a sus hijos ¿Qué son? Fantasmas a los que les robaron para siempre la capacidad de ser felices. Corajudos seres humanos con un agujero negro en el corazón. Miradas que ya no tendrán chispas de alegría en los ojos. ¿Cómo se puede nombrar esas heridas en carne viva sin caer en los alaridos? ¿Cómo se puede seguir viviendo? No hay una única respuesta. Pero la respuesta que encontraron los padres de los chicos del colegio Ecos fue seguir el ejemplo de sus hijos y sembrar solidaridad para cosechar una sociedad mas justa. En eso creían sus hijos y en eso creen sus padres. En transformar la tragedia en solidaridad.


Sus hijos habían ido a una escuelita muy humilde del Chaco para transformar la tragedia de la pobreza y la marginalidad en solidaridad que pone en movimiento los mejores valores de los seres humanos. Sus padres siguen el camino que los hijos le marcaron. Estos también son padres paridos por sus hijos. Por Federico, Benjamín, Daniela, las dos Julietas, Delfina, Justine, Nicolás y Lucas. En homenaje a ellos, el 8 de octubre fue instaurado en el calendario escolar como “El día del Estudiante Solidario”.En homenaje a ellos el flaco Spinetta y León Gieco compusieron un tema llamado 8 de octubre que dice:” Abrazo y corazón/mi grito es el de tu voz/viento y libertad/mi huella es la de tu andar/ fuego y fragilidad/ lágrimas de tu humedad/luna y bendición/ mi brillo es el de tu sol.


Hace tres años que esos chicos perdieron sus vidas en la ruta, atrapados entre el micro que los transportaba y el camión sin habilitación que los chocó de frente y que era conducido por una persona que estaba borracha. Su viaje podría haber sido pura celebración, baile nocturno y paseo turístico. Y no hubiera estado mal. Todos tienen derecho a divertirse. Pero ellos eligieron el camino de crecer como seres humanos dándole una mano a sus semejantes. Ayudando para ayudarse. Haciendo el bien sin mirar a quien. Ofreciendo su corazón. Para decirnos que no todo está perdido. Los padres quieren que toda esa energía solidaria se siga canalizando porque es la mejor forma de reencontrarse con sus hijos. Multiplicar la solidaridad. Transformar la tragedia en luz.


Hace poco, Cristina, que es la madre coraje de Delfina me enseñó algo muy profundo. Me dijo que los padres también pueden heredar a sus hijos y aprender de ellos. Y es lo que ella siente después de la muerte de su hija menor. Delfina tenía 16 años y ya era muy conocida y premiada por sus poemas. Estaba a punto de publicar su primer libro. Cristina lo publicó y le puso como título el de su último poema. Es estremecedor y premonitorio: Tiempo efímero. Tal vez en esas dos palabras, tiempo efímero, esté la explicación de todas nuestras angustias y de todos nuestros abismos. Tal vez el aire fresco de ese poema le permita seguir respirando a Delfina y a todos sus compañeros. Aunque la muerte nos separe.


miércoles, 7 de octubre de 2009

¿Crítica?

El último 28 de septiembre, el diario Crítica de la Argentina en su sección cultura, contaba sobre la publicación de un libro que el periodista Claudio Díaz escribió luego de renunciar al Diario Clarín donde promete “miserias y secretos del grupo contados por un periodista censurado”


En esta nota se detalla como el gran diario argentino condiciona a sus periodistas sobre las notas que deben realizar y cómo deben ser encaradas. Lo que en otro libro se podría tomar como una difusión del mismo, en este caso en Crítica no hacen más que enrostrarle al mundo los problemas internos de la competencia, que son verídicos, pero que evidencia la rivalidad y el regodeo ante un competidor en decadencia.


Hoy sucedió un hecho que no tomaron otros medios (en la complicidad no hay delación). Unos setenta periodistas de Crítica de la Argentina decidieron publicar una solicitada manifestando su apoyo a la nueva ley de medios audiovisuales que se está tratando en el Senado Nacional. Pero los dueños del mismo decidieron no publicarla en un claro hecho de censura.


Cuando la censura viene de un gobierno es sumamente deplorable, cuando viene de quién tiene que informar y que utiliza el futuro laboral de sus empleados para presionar más que resultarme deplorable me subleva


La que sigue es la primera parte de un muy buen informe del programa TVR sobre la ley de medios, los invito a seguir viendo, desde youtube, sus continuaciones

jueves, 1 de octubre de 2009

Simplemente, la negra

"En ningún momento sufrió", dijo el hijo de Mercedes Sosa

20:20|En la puerta de la clínica, Fabián confirmó que se encuentra en "shock farmacológico". El último parte medico, en tanto, dijo que el "pronostico es reservado". La cantante está internada desde hace 11 días a raíz de un problema hepático pulmonar.


Esta nota acaba de salir publicada recién en la versión digital del diario Clarín. La negra es una representante de nuestra mejor música, del cantante comprometido y del intérprete superlativo. Compartamos todos este sencillo homenaje, en vida, como debe ser. En estos momentos aciagos nada más que informarnos y escucharla, escucharla fuerte......

La salud de Mercedes Sosa se agravó en las últimas horas. El último parte médico detalla que "debido a una disfunción renal ha evolucionado con desmejoramientos progresivos hacia una falla cardiorrespiratoria; está bajo asistencia respiratoria, con pronóstico reservado".

La cantante está internada desde hace 11 días en el Sanatorio de la Trinidad. "Está en terapia intensiva; están haciendo todo lo posible desde el punto de vista científico", sostuvo esta tarde el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, tras visitar a la cantante. "Su situación es muy delicada, es crítica", agregó.

"La Negra", de 74 años, fue internada a raíz de "un problema hepático que le afecta los riñones y los pulmones". Anoche, "levantó temperatura", según contaron allegados de la reconocida artista, y los médicos tuvieron que colocarle un respirador artificial.

Entre las personalidades que la fueron a visitar, estuvo Víctor Heredia, su colega y amigo. Al salir se mostró preocupado y dolido. "Lamentablemente no tenemos buenas noticias", dijo. "Estas cosas uno las imagina en el tiempo, allá a lo lejos, pero cuando pasan a mí realmente me devasta, es tremendo", señaló.

El cantante resaltó que La Negra, a pesar "de la situación delicada en la que está" se encuentra "completamente lúcida". Ayer, según contó, el hijo quiso cambiarle de canal porque estaba mirando los noticieros y ella se lo impidió: "Le dijo que no, 'dejálo que a mí me interesa".

La frágil salud de "La Negra" le impidió lanzar formalmente el ambicioso álbum doble "Cantora" que compartió, entre otros, con Joan Manuel Serrat, Luis Alberto Spinetta, Caetano Veloso, Shakira, Gustavo Cerati, Charly García, Calle 13 y Joaquín Sabina.

Antes de ese trabajo, Mercedes construyó una notable trayectoria en la que desde su garganta privilegiada, enalteció un repertorio folclórico que paseó por todo el mundo. En Internet ya empezaron a difundirse cadenas de oración para pedir por su mejoría, tanto en Argentina como en otros países de Latinoamérica.



lunes, 28 de septiembre de 2009

Ley de medios audiovisuales

Por convicción estoy en contra de cualquier monopolio, pero si ese monopolio es el que maneja la información de un país mi certeza se transforma en repudio. Una nueva ley puede ser limitada y con errores pero cualquier reglamentación nueva supera, con creces, a la anterior que es tan primitiva como abusiva. Y en la disputa que ahora se da en el Senado Nacional no se discute una ley u otra sino que se discute la que propone el gobierno o seguir como hasta ahora. Repito que cualquier proyecto es superador al vigente, pero son los medios que se verán perjudicados los que se quejan y mucha gente se hace eco de ellos porque son los que los mantienen informados. De nosotros depende salir de la chatura general

El que sigue es un reportaje a nuestro Premio Nóbel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, a quien poco se lo escucha y menos se le reconoce su obra, que se publicó hoy en el diario Miradas al Sur

“Es una buena ley para el país”


Por Felipe Deslarmes
politica@miradasalsur.com

El Premio Nobel de la Paz, arquitecto y escultor Adolfo Pérez Esquivel comenzó a involucrarse en movimientos de lucha por la paz, la justicia, por los derechos humanos en todo el mundo y por la no-violencia, en 1971. Entre 1977 y 1978, fue torturado, encerrado sin juicio e incomunicado en cárceles de la dictadura militar argentina. Estando prisionero, le otorgaron el Premio Memorial de Paz Juan XXIII de la Pax Cristi Internacional. Y en 1980 el Premio Nobel de la Paz.

Con
una altura que apenas ronda 1,60 m, enormes ojos a través de sus lentes, próximo a cumplir 78 años, Pérez Esquivel habla bajito pero tiene fuertes convicciones y una claridad mental envidiable. Luego de la aprobación en Diputados de la ley de Servicios Audiovisuales, interrumpió una importante grilla de entrevistas con medios internacionales para hablar con Miradas al Sur sobre los medios, del tratamiento que tuvo la ley y de sus expectativas en el Senado.

– ¿Por qué se manifestó en favor de la ley de medios?

–Después de más de 25 años de la ley de la dictadura militar en que ningún partido político tuvo nunca el coraje ni la voluntad política de proponer algo así, pero este gobierno sí. Y a pesar de todas sus dificultades, presenta avances muy positivos. Además, estoy en contacto con gente que desde hace más de 20 años está peleando por una ley de radiodifusión. No tengo compromisos con ningún sector. Soy libre para decir lo que tengo que decir. Si me equivoco, lo voy a corregir. Esto de la ley de medios es muy bueno y es muy importante que salga ahora.

– ¿Por qué cree que presentan a ésta no como ley de medios sino como “ley K”?

–Esto no es “ley K”. Esto es una ley de todos los argentinos. Pero lo plantean así para poder atacar a los Kirchner. Y a mí no pueden decir que soy kirchnerista, bajo ningún punto de vista. Yo soy muy crítico con ellos, porque no son gente de diálogo, tanto Cristina como Néstor. Y eso les juega en contra. Es como un “quiero avanzar, pero soy derrotista por convicción”. Soy muy crítico de este gobierno pero no soy opositor. No quiero que este gobierno fracase. Estamos todos en esto.

–También hablan de “revancha K”. ¿Cree que hay algo de eso?

–Para nada. No hay nada de eso. A Clarín le duele porque va a perder el monopolio. Y por suerte, que lo pierda. Pero tampoco queríamos las telefónicas, y esto el Gobierno lo sacó. Lo que sí hay que generar es un ente autónomo, que sea creíble y donde estén el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y la sociedad, para poder regular. Y no sólo regular la ley de prensa sino los contenidos. Y esto no es censura. Porque a los jóvenes no se les debe dar mierda a la mañana, tarde y noche. Y es responsabilidad del Estado transmitir valores, contenido. Vos fijate que en ninguno de todos los programas de este gran monopolio de Clarín se ve ni una sola película de la cultura de los pueblos originarios. No tienen espacio en ningún medio, y no sólo audiovisuales, tampoco gráficos. Están invisibilizados.

– ¿Qué opina de los medios que fogonean un golpe de Estado?

–Por suerte, cuando aparecen algunos escritos en La Nación y Clarín, uno sabe de qué lado están. Gente que habla de democracia y no cree en la democracia. Están apoyando a la Sociedad Rural donde Biolcati habla de la situación de los pobres y tiran miles y miles de litros de leche en las rutas, tiran los alimentos... yo he denunciado esto y Clarín no sacó una palabra. Cuando habla “el campo” no habla el campesino y oculta que si aumentaron las villas miseria es porque desplazaron al pequeño productor rural, a la producción familiar y a las cooperativas transformando el país en granero del monocultivo sojero exportador. Y no es fortuito, es porque son sus aliados. Por eso digo que no es libertad de prensa sino manipulación de los medios de comunicación.

–Y si controlan todo, ¿cuál cree que es la opción?

–Los medios alternativos. Durante la dictadura, nosotros inventamos la “noticia del ping pong”. Recordemos que en esa época no había computadoras, ni Internet, ni celulares, no había nada. Nosotros manejábamos un mimeógrafo a manómetro, le dábamos manija para poder hacer copias de nuestras denuncias. Hacíamos 15 o 20 y las repartíamos y volvíamos por más. Si alguien viajaba le pedíamos que llevase una cantidad a una provincia... y así retransmitíamos. Y a las embajadas llevábamos cada semana un informe. Y lo del ping pong llega porque era tan fuerte la censura que había que teníamos que enviar la noticia afuera, para que las tomaran las agencias internacionales, y llegaran al país de rebote. Además, habíamos armado redes en Europa, Estados Unidos y Canadá. Nos jugábamos la vida, porque si nos agarraban con esos papeles, adiós. Y si hoy no se hubieran desarrollado las comunicaciones como se desarrollaron, para transmitir nuestras cosas deberíamos seguir con el mecanismo del ping pong.

– ¿Qué cosas aprueba y qué desaprueba de esta ley?

–Creo que son clave estos dos ejes que planteé: por un lado, la participación de las telefónicas, cosa que el Gobierno ya las sacó porque generaría otro monopolio. Y por otro lado, que este proyecto no quede únicamente en manos del Ejecutivo y el Legislativo, porque da lugar al manijazo político. Tiene que ser tripartito, e incluir a las universidades, con representantes de la sociedad, y debe ser un ente autárquico. Y otro tema a tratar es el de las publicidades. Creo que este Consejo debería regular también esos contenidos desde el Ministerio de Educación y desde las universidades.

– ¿Pudo ver el canal Encuentro?

–Sí, claro. ¡Es excelente! Pero es sólo un canal. Hace falta dar una mirada latinoamericana, para saber quiénes somos. Hay un proverbio Zen que dice: “Si no sabes adónde vas, regresa para saber de dónde vienes”. La dominación no comienza por lo económico sino por lo cultural. Y hoy tenemos una dominación cultural perversa.

– ¿Qué expectativas tiene del tratamiento de esta ley en el Senado?

–Espero que los senadores discutan la ley y que la aprueben. Vamos a trabajar para que los senadores tengan conciencia crítica y que no trabajen para su grupo político, sino para el país, para el pueblo. Que dejen de lado las pequeñas cosas partidarias. Esta ley es buena para el país. Tenemos que ver esto con esperanza.



viernes, 18 de septiembre de 2009

Aniversario


Hoy cumplimos con Ana diez años de casados. Hace exactamente diez años me publicaron esta carta en la revista Veintidós (hoy Veintitrés) y describía, en ella, una dura realidad que me rodeaba y que contrastaba con un gran momento personal. Aunque ha pasado una década los deseos personales se fueron cumpliendo con gran satisfacción pero la realidad se hizo cada vez más ardua y sin soluciones a la vista. Lo que sigue es la carta por entonces publicada


Soy docente de escuelas secundarias del sur del Gran Buenos Aires y le mando este fax porque quiero contarles una pequeña anécdota y describir una realidad que la gente que no está en la docencia, muchas veces desconoce.


Empiezo esta carta en Florianópolis, Brasil. Me encuentro en estas playas ya que el 18 de septiembre nos casamos y estamos de luna de miel. Tengo 30 años y hace dos nos conocimos con Ana, de mi misma edad y también docente. En enero, luego de unas vacaciones en Córdoba, decidimos casarnos. A partir de ese momento nada fue dejado al azar. Decidimos cuándo y dónde casarnos, en qué ciudad íbamos a vivir, etc. Fuimos planeando todo al detalle y, con la gran ayuda de familiares y amigos, cumplimos nuestro sueño.


Antes de seguir quiero contarles quién es Ana. Ella cumple, con creces, con lo que yo siempre soñé de una mujer. Es bella, inteligente y, por sobre todas las cosas, es una buena mujer; y cuando digo buena quiero decir noble, dulce, compañera y la lista podría seguir. Es por todo esto que decidí casarme con ella. No fue una decisión apresurada. No quise, solamente, casarme con ella. Quise y quiero vivir con ella, tener hijos con ella y, por sobre todas las cosas, envejecer con ella.


Hoy es un día lluvioso en Canasvieiras, que invita a la reflexión. Obviamente en la semana previa a nuestro casamiento, hablé mucho con mis alumnos acerca de este importante paso que iba a dar. Un poco porque estaban interesados y otro poco porque querían zafar de clases me sometieron a todo tipo de preguntas, pero hubo un diálogo que me sorprendió mucho y que mantuve con una alumna de 15 años:

- Profe: ¿Cuántos años tiene?

- 30, contesté

- ¿Y no es muy viejo para casarse?

Descolocado por esta pregunta dije:

- Mirá, no tengo 60 años, esta es una buena edad para casarse.

- ¿Por qué no se casó antes?

- Porque uno no se casa a una edad determinada, uno lo hace cuando encuentra a la persona indicada

- Mi mamá a los 30 años ya tenía 3 hijos, y el más chico tenía 6 años

- ¿A qué edad se casó tu mamá?

- No, no se casó, quedó embarazada de mi hermana mayor y se juntó

Este diálogo se interrumpió por el timbre del recreo y me quedó dando vueltas en la cabeza. Al día siguiente comencé a observar, atentamente, a mi alrededor:

· Entre mis alumnas hay un promedio de 3 embarazos por año

· Cuatro alumnas son madres de 17 años con hijos de más de un año

· Casi todos mis alumnos tienen relaciones sexuales sin ningún tipo de prevención.

· Varias de mis alumnas se quieren casar antes de los 20 años para poder irse de su casa

· Una de las alumnas embarazadas no está segura de quién es el padre

· Muchos de mis alumnos tienen padres que no se han separado pero que basan su unión en la resignación mutua.

· Tengo alumnas que sus padres las llevan urgente a abortar

· Tengo varios padres y madres golpeadores.

· Tengo muchos alumnos que creen que la vida viene y como tal se acepta


Tengo en mi cabeza dos realidades diametralmente opuestas, que muchas veces se me hace difícil compatibilizar.


Todas estas cosas mis alumnos no las han aprendido en ningún libro ni en ningún aula, estas cosas se “maman”, las han vivido y las han padecido; son realidades de falta de futuro, de marginación, de ausencia de familias, de opresión, que ni la escuela ni los docentes podemos modificar con cuatro horas de convivencia diaria


viernes, 11 de septiembre de 2009

Maestros, feliz día


En 1939, Cortázar publicó un artículo en la Revista Argentina, allí dirige a los futuros maestros y profesores una serie de reflexiones sobre el significado de la docencia y su función social. A pesar del tiempo transcurrido, las consideraciones expresadas no han perdido vigencia

Fragmento*:

“...La Escuela Normal no basta para hacer al maestro. Y quien, luego de plegar con gesto orgulloso su diploma, se disponga a cumplir su tarea sin otro esfuerzo, ése es desde ya un maestro condenado al fracaso. Parecerá cruel y acaso falso; pero un hondo buceo en la conciencia de cada uno probará que es harto cierto. La Escuela Normal da elementos, variados y generosos, crea la noción del deber, de la misión; descubre los horizontes. Pero con los horizontes hay que hacer algo más que mirarlos desde lejos: hay que caminar hacia ellos y conquistarlos.

El maestro debe llegar a la cultura mediante un largo estudio. Estudio de lo exterior, y estudio de sí mismo. Aristóteles y Sócrates: he ahí las dos actitudes. Uno, la visión de la realidad a través de sus múltiples ángulos; el otro, la visión de la realidad a través del cultivo de la propia personalidad. Y, esto hay que creerlo, ambas cosas no se logran por separado. Nadie se conoce a sí mismo sin haber bebido la ciencia ajena en inacabables horas de lecturas y de estudio; y nadie conoce el alma de los semejantes sin asistir primero al deslumbramiento de descubrirse a sí mismo. La cultura resulta así una actitud que nace imperceptiblemente; nadie puede despertarse mañana y decir: «Sé muchas cosas y nada más». La mejor prueba de cultura suele darla aquél que habla muy poco de sí mismo; porque la cultura no es una cosa, sino que es una visión; se es culto cuando el mundo se nos ofrece con la máxima amplitud; cuando los problemas menudos dejan de tener consistencia; cuando se descubre que lo cotidiano es lo falso, y que sólo lo más puro, lo más bello, lo más bueno, reside la esencia que el hombre busca. Cuando se comprende lo que verdaderamente quiere decir Dios.

Al salir de la Escuela Normal, puede afirmarse que el estudio recién comienza. Queda lo más difícil, porque entonces se está solo, librado a la propia conducta. En el debilitamiento de los resortes morales, en el olvido de lo que de sagrado tiene es ser maestro, hay que buscar la razón de tantos fracasos. Pero en la voluntad que no reconoce términos, que no sabe de plazos fijos para el estudio, está la razón de muchos triunfos. En la Argentina ha habido y hay maestros: debería preguntárseles a ellos si les bastaron los cuatro años oficiales para adquirir la cultura que poseen. «El genio –dijo Buffon- es una larga paciencia». Nosotros no requerimos maestros geniales; sería absurdo. Pero todo saber supone una larga paciencia.

Alguien afirmó, sencillamente, que nada se conquista sin sacrificio. Y una misión como la del educador exige el mayor sacrificio que puede hacerse por ella. De lo contrario, se permanece en el nivel del «maestro correcto». Aquéllos que hayan estudiado el magisterio y se hayan recibido sin meditar a ciencia cierta qué pretendían o qué esperaban más allá del puesto y la retribución monetaria, ésos son ya fracasados y nada podrá salvarlos sino un gran arrepentimiento . Pero yo he escrito estas líneas para los que han descubierto su tarea y su deber. Para los que abandonan la Escuela Normal con la determinación de cumplir su misión. A ellos he querido mostrarles todo lo que les espera, y se me ocurre que tanto sacrificio ha de alegrarnos. Porque en el fondo de todo verdadero maestro existe un santo, y los santos son aquellos hombres que van dejando todo lo perecedero a lo largo del camino, y mantienen la mirada fija en un horizonte que conquistar con el trabajo, con el sacrificio o con la muerte”.

* Cortázar, J. “Esencia y misión del maestro” en Revista Argentina, Buenos Aires, 1939.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Cuando ya me empiece a quedar solo


Era una noche lluviosa y en el auto íbamos solo nosotros dos. Julián cantaba en el asiento de atrás y yo trataba de que el agua me dejara manejar. De pronto comenzaron las preguntas sobre la muerte. Después continuó preguntándome por su abuelo, de por qué no lo había conocido y de cómo había fallecido. Le conté que era viejito, estaba enfermo (usé palabras que pudiera entender) y que por eso había muerto. Se quedó en silencio y por el espejo lo vi mirando por la ventilla.


Al ratito continuó: ¿Y yo también me voy a morir cuando sea viejito y esté enfermo? Le dije que no sabía pero que seguramente iba a ser así, pero que para eso faltaba mucho. Y para que no se preocupara continué: Pero mucho, mucho. Y que, (muchas veces las aclaraciones sobran) probablemente, por ser más grandes que él a su madre y a mí nos iba a tocar primero. Volvió el silencio y, ya parado detrás de mí continuó ¿Ustedes se van a morir? Le expliqué que todos en algún momento nos vamos a morir, pero que él iba a ser grande cuando eso ocurriera y que antes de eso íbamos a jugar mucho e íbamos a mirar mucha lluvia caer. Pero él continuó con un tono más apesadumbrado y más pausado ¿Y mi hermana también? Le dije que si y otra vez volvió el silencio


Preocupado por mi respuesta y por el tono de la conversación no dejé de observarlo por el espejo. Vi que sus ojos se iban humedeciendo y que su voz se quebraba cuando me dijo: Pero…. (Con su mano derecha se refregó los ojos y siguió) pero yo los voy a extrañar mucho.


Detuve el auto y lo abracé. Lo abracé fuerte y le pedí al cielo que demorara mucho la llegada de ese tiempo en que él se sintiera mal por extrañarnos.


Pocas cuadras después él ya se había olvidado de nuestra conversación y retomaba una canción que había aprendido en el jardín de infantes. En cambio yo volvía a maldecir a la lluvia pero esta vez para disimular mis lágrimas.