viernes, 3 de abril de 2009

Alfonsín



Es como si se nos hubiese muerto un pariente. Un tipo con el que compartimos muchas cosas. Un tipo con el que nos alegramos. Un tipo con el que nos enojamos. Un tipo al que le creímos. Un tipo al que puteamos. Un tipo al que respetamos. Un tipo testarudo y apasionado. Un tipo honesto.
De la nota “Muerte de un pariente” del periodista Reynaldo Sietecase sobre la muerte del doctor Alfonsín.

Estos días me atravesaron varios sentimientos mientras se transmitían las noticias del velorio de Alfonsín
En primer lugar habría que decirle a Charly que muchos dinosaurios todavía no desaparecieron. Ni los dinosaurios del pasado: Nosiglia, Moreau, Storani o Cafiero; ni los actuales: Macri, Lilita, Kirchner o Cobos, ni los de tiempos intermedios pero igual de trágicos: El innombrable citando a Balbín o Corach llorando. Si. Leíste bien. Corach llorando.
Pero la muerte de Alfonsín además de a estos fósiles trajo, también a mucha gente que se volcó a las calles. Mucha gente que lloraba. Mucha gente que yo creí que Alfonsín nunca iba a reunir. Y sin embargo me equivoqué
Y cuando quise tratar de entender me recordé (como a tantos otros) repitiendo al Preámbulo de la Constitución o añorando que con la democracia se come, se educa…., en esa época en la que todos queríamos estar, queríamos participar, queríamos cambiar un pasado extremadamente trágico
Pero no fue fácil gobernar ni vivir y los logros avanzaron a la par de los desaciertos y la crisis económica se lo llevó todo y por eso en estos días no lograba entender cómo miles de personas se juntaban, bajo la lluvia y el frío, a despedir a este ex presidente que fue tratado con todos los honores
Pero de golpe me di cuenta de todo. El tiempo es sabio y sabe lo que debemos olvidar. Los gobiernos siguientes fueron mucho peores y, en este país, la decencia es un bien casi en desuso. Él no se enriqueció. No posee una mansión lujosa en La Rioja ni varias en el sur. Siempre quiso construir aunque casi todas las corporaciones no lo dejaron. Él quiso sumar aunque a todos siempre nos costaron los palotes
Pero creo que lo que hizo volcar una multitud a las calles fue el recuerdo de esa época. Ese tiempo en el que soñamos un futuro mejor. Ese período en el que pensamos que podíamos. Ese lapso en el que creímos.

9 comentarios:

Adrisol dijo...

hola luis!!!!!

gracias por este homenaje!
dejando mi humilde opinión, digo que comparto lo que escribes.
pienso también que alfonsín no tuvo apoyo de nadie, no te olvides que tuvo mas de una docena de paro generales por no haber tranzado con las cabezas sindicales.
para mí, fué un hombro probo y honesto que al día de su muerte sólo tenía como patrimonio el departamento dónde vivía y su casa natal en chascomús.
un ejemplo a seguir, sin dudas, y sólo mirar los que lo siguieron!!!
gracias de nuevo por este homenaje.

un sincero abrazo, amigo

SOL dijo...

Yo creo simplemente y con solo una palabra que fue un hombre honesto!!!
Hay algo mejor que decir...!!!
Nos han mentido tanto... que de verdad el dolor de su perdida se sintó y mucho!!!
Sabes.. casi te escribo diciendo que raro que no escribiste un post sobre EL o sobre los caidos de Malvinas de los cuales casi nadie se acordo.. pero bueno .. estan en nuestros corazones... yo tampoco escribi nada sobre ellos, intimamente les escribi unos versos, pero no los publique!!!
Besos cielo, llenos de luz como siempre, pasa un buen fin de semana!!!

Anónimo dijo...

Hola, estoy acá un poco nostálgica, viendo fotos y comentarios en internet sobre Alfonsín y esperando algún comentario tuyo que acabo de leer.Yo tampoco pensé encontrar tantos dinosaurios pero tampoco pensé cuando estaba en la cola por entrar al Congreso que hubiera tantos dinosaurios radicales o Alfonsinistas esperando despedir al único caudillo que conocí. Lo único que puedo decir es que no pierdo las esperanzas y ojalá que sea la última carta que se jugó Alfonsín y demostrarnos a todos que todavía SE PUEDE

Cecilia Ferrer

Patricia dijo...

Me siento muy representada con las palabras del periodista. Yo me sentí volver a otras épocas donde teníamos esperanza en la democracia que se pretendía, la de verdad, sin excluídos.
Me emociono mucho ver un pueblo expresarse y no por un campeonato de futbol, creo que yo hice mi duelo a mi manera
Besito y gracias Luis

Anónimo dijo...

No viví en esa época, pero no sé por qué(o por ahí sí, por lo que transmitió la gente, mis viejos), me dio mucha tristeza la muerte de Alfonsín. Tengo la leve (o no tan leve) sensación de que fue el último político honesto, que nunca más voy a ver una reacción así de la gente para con un político y que nunca se le dio el valor que tenía.
Pero no sé, vos que sabés más y lo viviste, dirás...
Un beso,
Sofía.

Alianza L.C.R. dijo...

a mi también me llegó mucho este acontecimiento histórico. Entendí la tristeza de mis padres y parientes mayores que alguna vez tuvieron GANAS de votar.

una amiga de mi vieja me decia que fue la unica vez que fue con ganas a votar y que nunca volvio a repetirse. que aún al día de hoy guardaba una voleta de aquel dia.
creo que eso le llega a cualquiera.


igual, tampoco la idealización.
nosotros viste los argentinos tenemos esa facultad de subir a nuestros políticos y actores, actrices y cualquier persona mínimamente conocida a la categoría de semidios.

Stell@ dijo...

Poco queda por decir de un hombre cabal, honesto, dispuesto al diálogo y que hizo lo que pudo y hasta dónde lo dejaron, no sólo tuvo problemas con los militares aunque despues haya tenido que aflojar, pero fue el primer gobierno democrático con un juicio a la junta militar, fué el que la iglesia no vio bien con la ley de divorcio,fue un hombre que entrego el gobierno antes, pero como correspondía y no huyendo en un helicóptero, fué un hombre que no tuvo cientos de causa judiciales por fraudes y coimas, fué un buen hombre y eso ya es mucho decir. Y como recuerdo, haber llenado la 9 de julio, haber festejado su triunfo en la casa radical, haber estado en la plaza de mayo para pascuas, hoy vienen todos los recuerdos malos y buenos, pero en la balanza sólo voy a dejar lo mejor para alguien que se lo merece.

Anónimo dijo...

MUCHAS GRACIAS!!!!!!!!!!!!!! duo ideal para mi "Mafalda y Afonsín", inmortal! Sabés donde puedo conseguir mejor la imagen... ??? Me lloré todo una vez más......... besos!

Silvana Barritta

Magah dijo...

Sin dudas Luis, se me murió, se nos murió un pariente.
El que me despertó el espiritú participativo, democrático, el que despertó mi entusiasmo de ser de "alguna" manera libre. Hoy sabemos que esa libertad está sujeta y atada, apresada a otros aspectos que usan algunos para figurar una libertad que lamentablemente muchos sabemos que no es tal.

Otro abrazo.

Magah