miércoles, 21 de julio de 2010

Adolescencia


Dos grupos de adolescentes, en forma paralela, se dan cita en un mismo Shopping y coinciden en el mismo horario en el patio de comidas. Discuten y gritan hasta que uno de ellos abre su mochila, saca un arma y dispara. Un nene de cuatro años, ajeno a estos hechos, recibe el balazo en la pierna y su familia corre con él al hospital.

Parece pero no es una noticia policial más. Es un símbolo de estos tiempos. Estos centros comerciales se han ido transformando en lugares seguros de diversión pero no están ajenos a la realidad en la que están inmersos. En todos los ámbitos los problemas se resuelven con violencia ¿Por qué una simple discusión no va a terminar de esa forma si es así como el entorno social los resuelve? ¿Por qué un joven no va a estar armado si sus padres y vecinos lo están? ¿Por qué no le prestamos más atención a esta etapa de la vida en que los jóvenes no pueden estar sin la tutela atenta de un mayor responsable?

http://www.clarin.com/policiales/agacho-revolver-mochila-empezo-tirar_0_302369985.html

2 comentarios:

SERALE dijo...

Los centros comerciales parecerían pertenecer a otro mundo, pero claro, son parte de este mundo y tarde o temprano siempre parte de la realidad se ve en un centro comercial.
La violencia es producto de la incapacidad de resolver los conflictos con la palabra. La violencia es barbarie y vivimos-nos guste o no-en una sociedad barbara. La violecia se manifiesta de distintas forma: es violento que un jubilado no tenga para vivir y deba ser mantenido por sus parientes después de aportar toda la vida. Es violento que se mueran chicos de enfermedades que puedan evitarse, son violentos los discursos políticos, son violentos nuestros alumnos, la violecia es-lamentablemente-parte de esta sociedad y como tal no es extraño que dos grupos de chicos se encuentren en un centro comercial para "solucionar" sus diferencias.
saludos.

Ybarra Sebastian dijo...

Hola amigo , somos del Club No Entiendo acá me doy una vuelta . Esta bueno el blog !

saludos